Proceso de insolvencia económica para persona natural. Preguntas y respuestas

El trámite de insolvencia consiste en un instrumento legal que configura una segunda oportunidad para que el deudor pueda reorganizar su vida financiera a través de la negociación con sus acreedores mediante la inclusión de la totalidad del pasivo, donde el monto, plazo, nuevos términos y condiciones de pago de sus obligaciones son convenidos. 

Para que el proceso de insolvencia económica para la persona natural no comerciante sea una segunda oportunidad o alternativa, se recomienda que se hayan procurado acercamientos con los acreedores para lograr renegociaciones favorables, implementado estrategias de recuperación o mejoramiento del flujo de caja y todo en cuento fuese beneficioso a las finanzas e intereses del deudor insolvente. 

¿Qué es la insolvencia?

La insolvencia es el estado económico en el que se encuentra una persona cuyo flujo de caja es inferior a sus gastos. Así mismo, se puede presentar una discordancia entre el monto de los activos respecto de los pasivos. Del mismo modo, es factible que tal situación se predique de una iliquidez, es decir, falta de efectivo suficiente para atender las obligaciones que se han hecho exigibles. 

¿Qué es la ley de insolvencia y para que sirve? 

El régimen de insolvencia para persona natural no comerciante se encuentra consagrada en la ley 1564 de 2012 o Código General del Proceso, en los artículos 531 a 576. Esta ley le permite a las personas: 

  1. Negociar sus deudas a través de un acuerdo con sus acreedores para obtener la normalización de sus relaciones crediticias.
  2. Convalidar acuerdos privados a los que llegue con sus acreedores.
  3. Liquidar su patrimonio. 

La insolvencia es un instrumento de carácter constitucional que busca que al solicitante se le permita negociar y pagar sus obligaciones atendiendo a su condición económica actual. No se cierran puertas al declararse insolvente, pues se desnaturalizaría un régimen de insolvencia que castigue a un deudor por lograr suscribir un acuerdo con sus acreedores. 

¿Quién puede acceder a los beneficios del proceso de insolvencia económica?

Representantes legales de sociedades, socios o accionistas que no tengan la condición de controlantes, agricultores, ganaderos, servidores públicos, médicos, ingenieros, arquitectos, geólogos, artistas, rentistas de capital, abogados, pensionados, amas de casa, contadores, pilotos, comisionistas de bolsa, políticos y en general cualquier persona que se dedique al ejercicio de profesión liberal. En resumen, podrá beneficiarse del proceso cualquier persona natural no comerciante. 

¿Qué requisitos se deben cumplir?

Para acceder a los beneficios del proceso de insolvencia para persona natural no comerciante se debe cumplir con los siguientes requisitos: 

  1.  Ser persona natural no comerciante.
  1.  Encontrarse en mora por más de 90 días con dos o más acreedores; o tener 2 o más procesos judiciales en su contra.
  1. El valor porcentual de las obligaciones en mora por mas de 90 días deberá ser por lo menos del 50%. 

¿Cuanto tiempo dura el procedimiento de negociación de deudas? 

De conformidad al artículo 544 de la ley 1564 de 2012, el término para llevar a cabo el procedimiento de negociación de deudas es de sesenta (60) días, contados a partir de la aceptación al trámite. A Solicitud conjunta del deudor y de cualquiera de los acreedores, este término podrá prorrogarse por treinta (30) días más, es decir, se podrá negociar en un termino máximo de noventa (90) días, empero, el Decreto 491 del 28 de marzo de 2020 indicó que se “suspende” el plazo del citado artículo durante la vigencia de la Emergencia Sanitaria decretada por el COVID-19. 

¿Por qué la firma Lumaroh Abogados?

La firma se constituye con la clara premisa y filosofía de generar confianza en sus clientes mediante la prestación de servicios legales de los más altos estándares. Siendo liderada por un equipo de profesionales prestos a atender de manera diligente y responsable todos los asuntos que nuestros clientes nos encargan.

Nuestra firma de abogados cuenta con amplio prestigio por sus casos de éxito en el conocimiento y desarrollo en el ámbito del litigio y en los procesos de insolvencia de persona natural no comerciante y régimen de reorganización empresarial. 

Es factible que durante la etapa de búsqueda, ilustración y análisis sobre los regímenes de insolvencia como alternativa a la crisis, se encuentre en los portales de búsqueda y redes sociales diversas ofertas de solución a los problemas financieros. Estas promesas van desde administración de sus obligaciones con cargos de administración, compra de cartera, acuerdos poco favorables y reducciones del capital adeudado en porcentajes poco creíbles; y la actual crisis económica generalizada a causa del COVID-19 ha llevado a que organizaciones e individuos no capacitados en materia de insolvencia ofrezcan asesorías no especializada o cobijados bajo la norma de insolvencia económica. 

Lumaroh Abogados presta sus servicios legales a través de un equipo interdisciplinario de profesionales y abogados expertos en trámites de insolvencia, lo que permite atender los procesos de negociación de deudas desde una perspectiva legal solida, garantizando la suspensión los procesos judiciales, embargos, remate de bienes, retenciones indebidas, evitando ejecuciones de garantías mobiliarias por fuera del marco legal y que los acreedores incurran en conductas o prácticas que puedan afectar los derechos del deudor insolvente o el buen desarrollo del proceso. 

Deja una respuesta